Aral Digital.- La compañía Bernardo Hernández (Beher) ha inaugurado sus nuevas instalaciones en Guijuelo (Salamanca). Con 19.500 metros cuadrados de instalaciones (7.500 de nueva planta), el centro cuenta con una nueva sala de despiece, así como con una nueva sala de envasado de carnes, túneles de congelación, secaderos naturales, una nueva fundición de grasas integrada, nuevos muelles de transporte y nuevas bodegas de curación de gran capacidad y hasta ocho metros de altura.

El sistema de doble percha, que permite el transporte y almacenamiento italiano de “vía aérea”, es el que ha hecho posible la amplia altura de esta bodega. Otras novedades en la planta son el sistema automatizado inteligente de apertura y cierre de ventanas, y el proceso de aprovechamiento energético, que permite aprovechar el calor generado por los mecanismos de refrigeración para crear salas de calor.

Con estos avances, la compañía ha conformado un nuevo circuito para el proceso de producción racionalizado, “mejorado y adaptado a las exigencias de la lista Marco del Gobierno español”, indican desde la compañía dedicada al sector Ibérico; constituyendo un modelo de producción capaz de “alcanzar la homologación para la mayor parte de las normativas internacionales”.

El acto de inauguración ha contado con la presencia de más de un centenar de personas, entre las que se encontraban Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León y Julián Ramos, alcalde de Guijuelo, además de la familia Hernández.