AMDPress.- El Grupo Alimentario Argal ha anunciado que durante el pasado ejercicio entró en beneficio gracias a la obtención de un resultado positivo de 1,628 euros, señalando como principal consecuencia la reconversión emprendida tras el proceso de Management Buy Out (MBO).

En el ejercicio previo a esta remodelación, las pérdidas se situaron en 8,168 millones de euros, mientras los beneficios operativos registrados tras la misma alcanzaron los 2,42 millones de euros durante 2002.

Los cambios en la gestión llevados a cabo tras la MBO consistieron en la simplificación de la estructura, la potenciación de los canales internos de comunicación y la toma de decisiones; la implantación de un sistema de incentivos, el desarrollo de una nueva infraestructura industrial de loncheados, incluyendo la revisión y actualización de toda la gama de productos.