Benfood estima alcanzar una facturación de 21 millones de euros en 2019. En 2018, la firma castellonense alcanzó una facturación de 11 millones de euros, lo que supuso el 10% de la facturación total del Grupo.

Con el objetivo de duplicar su cifra de negocio este año, la compañía ha anunciado que pondrá el foco en el canal Foodservice y seguirá apostando por los desarrollos ad-hoc y soluciones a medida de clientes tanto del segmento Horeca, como retail e industrial, como principal palanca de cara a convertirse en un fabricante de referencia a nivel nacional.

Lleva a cabo una inversión de dos millones de euros en el último año en la adaptación de su centro de producción situado en Castellón

 

Para ello la compañía ha llevado a cabo una importante inversión de dos millones de euros en el último año, en la adaptación de su centro de producción de Castellón, que cuenta con 10.000 metros cuadrados de superficie y una plantilla de 130 empleados.

Dentro de su actividad, Benfood cuenta con ocho familias de productos: pasta fresca, pasta precocida, salsas, masas de pizza, focaccias, tartas y planchas de repostería, carnes asadas y platos preparados. Además, cuenta con un departamento de I+D para dar respuesta a los requerimientos específicos de sus clientes, con desarrollos a medida.

Según Carlos García Barroso, director general de Benfood “el mayor volumen de producción de Benfood va destinado a las marcas de restauración de Tastia Group, si bien es cierto que la venta a clientes ajenos al Grupo ha alcanzado un gran crecimiento en los últimos dos años. El auge de nuevas tendencias y hábitos de consumo, ha contribuido notablemente al incremento en la demanda de los productos de quinta gama, lo que abre multitud de nuevas posibilidades y opciones personalizadas de desarrollo de producto y de soluciones de foodservice para las que Benfood está muy bien posicionada, tanto en cuanto a capacidad productiva, como a creatividad e ideas a nivel gastronómico y alimentario, para atender dichas necesidades”.