Berlys Canarias, empresa del sector de masas congeladas especializada en fabricación de pan y comercialización de bollería y pastelería, realizará una inversión en las islas de cerca de cinco millones de euros en los próximos tres años. Del total previsto, la compañía destinará tres millones de euros a sus plantas de producción en Canarias, principalmente a la fábrica de Tenerife. Este esfuerzo está destinado a mejorar la calidad y el desarrollo de nuevos productos, y en concreto de los fabricados en las Islas. El objetivo es incrementar su portfolio de calidad premium, como en el caso de panes rústicos con masas madre que dan como resultado un producto con mejor sabor.

Por otro lado, invertirá un millón de euros a la modernización de sus centros logísticos, la adecuación de infraestructuras y la renovación de la flota orientada a mejorar la eficiencia y el servicio a los clientes. Por último, destinará quinientos mil euros al desarrollo comercial con el objetivo de aumentar su cartera de clientes en grandes cuentas, Horeca y mercado tradicional.

"Estas inversiones responden a una estrategia focalizada en mejorar la calidad y ampliar la gama de productos que ofrecemos a clientes del mercado tradicional, hostelería y retail. También apostamos por una mejora de la eficiencia con un despliegue logístico acorde a la insularidad del mercado canario", ha declarado José Antonio Iraizoz, presidente de Berlys Canarias.

Berlys Canarias, empresa perteneciente al Grupo Berlys Corporación, cuenta con una planta en propiedad en Tenerife con tres líneas de fabricación y, otra, en Las Palmas de Gran Canaria con dos líneas. En 2015 se alcanzó una producción de más de nueve mil toneladas y la facturación anual de la compañía ascendió a casi los 14 millones de euros.