El grupo Berlys cerró el pasado 23 de enero la compra de la empresa alicantina de masas congeladas Dela Frío, compañía de referencia en el sector por su bollería congelada, a través de su marca Dela Artesanos. Con esta adquisición, considerada como la primera y más importante operación de concentración de empresas de masas congeladas de España, Berlys incorpora a su infraestructura las siguientes dotaciones: dos nuevas plantas de producción, una de bollería de 3.000 metros cuadrados situada en Alicante, y una moderna fábrica para la elaboración de pan precocido en la localidad toledana de Noblejas; la sede central de la empresa en Alicante; dos plataformas logísticas, una para la distribución nacional y otra para el área local, y una importante red comercial. Con la suma de las dos fabricas aportadas por Dela, a las tres con las que cuenta Berlys actualmente, esta compañía incrementa un tercio su capacidad de producción, con lo cual es previsible que se superen las 60.000 Tm. En el mercado español de masas congeladas, Berlys, que prevé una facturación de 10.000 millones de pesetas en el presente ejercicio, encabeza la actividad exportadora con un volumen cercano al 20% de su producción, destinado a una veintena de países de Europa, América y Asia. Además, es la compañía con mayor crecimiento desde sus inicios, en 1994, con una tasa media anual del 33%, muy superior a la de su sector, cercana al 20%.