AMDPress.- El fabricante de masas congeladas Berlys Alimentación prevé alcanzar una comercialización de más de 60.000 toneladas y una facturación de 80 millones de euros en 2003, lo que supondría un incremento del 16% respecto a los 69 millones de euros obtenidos el pasado año, según ha afirmado el presidente de la compañía madrileña, Felipe Ruano.

Para alcanzar estos ingresos, la firma ha desarrollado una inversión de 13 millones de euros durante 2003, de los que cerca de nueve corresponden a la construcción de un centro logístico en Tafalla (Navarra), donde ya cuenta con una planta. Asimismo, para el próximo año espera destinar 18 millones a la ampliación y mejora de sus instalaciones.

Berlys, que a principios de año fue adquirida al 100% por Panaderías Navarras (Panasa), que compartía su propiedad con la belga T-500 Puratos, posee seis plantas de producción, situadas tres de ellas en Navarra, una en Alicante (dedicada a bollería), otra en Sevilla (procedente de Horno Don Panadero) y otra en Noblejas (Toledo).

La compañía, que comercializa las marcas Berlys, Bollería Plus y Betina, ha lanzado al mercado este año novedades como el pan Panini, variedad destinada a la elaboración de lso bocadillos italianos del mismo nombre; Rejillas y Danas, productos de bollería rellena; Media Gallega y Berlina, y Baguetina Omega-3, pan enriquecido incluido en la gama de productos funcionales Betina.