Bimbo, compañía que pertenece a Grupo Bimbo, inauguró ayer su nueva planta panificadora en Azuqueca de Henares (Guadalajara). Con una inversión inicial de 50 millones de euros, el nuevo centro de producción se convierte en el proyecto industrial más importante de la compañía en España.

"Estas modernas instalaciones suponen un paso muy importante para la compañía en España, ya que nos acercan todavía más a la excelencia que buscamos cada día como compañía", explicó José Manuel González Guzmán, director general de Bimbo Iberia. Por su parte, Daniel Servitje, presidente del Consejo y director general de Grupo Bimbo señaló: "La inauguración de esta planta en España refuerza nuestro compromiso por seguir innovando y entregando a nuestros consumidores productos con la más alta calidad y frescura".

"Esta nueva planta, pionera dentro del Grupo, es un símbolo de innovación, ya que está equipada con una línea de pan de molde de alto rendimiento que incorpora la tecnología industrial más moderna. Esto le permite duplicar la capacidad de las actuales líneas de producción y elaborar hasta 15.000 unidades por hora, lo que la convierte en la más rápida a nivel mundial", apuntaron fuentes de la compañía.

La planta, que ocupa una superficie construida de más de 31.000 m2, cuenta con el horno de pan más grande del mundo, que mide más de 50 metros de largo y casi 5 metros de ancho e incluye pasillos laterales interiores para su mantenimiento. Integra también un sistema automatizado de pesaje y suministro de materia prima a la línea de producción que asegura la máxima eficacia de la línea y garantiza la alta calidad del producto. Las nuevas instalaciones de Bimbo incluyen también un centro logístico que duplica la capacidad de un almacén convencional. Con ello, la empresa fortalece su distribución en la zona centro de la Península.

Esta nueva planta, que se suma a las ocho que la compañía tiene en la Península Ibérica, Islas Baleares e Islas Canarias, incorpora medidas de sostenibilidad ambiental que le permiten reducir la huella ambiental de sus operaciones. Entre algunas de estas iniciativas, se encuentran el aprovechamiento del calor residual y la iluminación natural y la activación automática de la iluminación artificial de alta eficiencia al detectar una baja intensidad de luz.