AMDPress.- Bodegas Aragonesas, ubicada en Fuendejalón (Zaragoza), dentro de la región vitivinícola de Campo de Borja, ha invertido 3 millones de euros en la ampliación de sus instalaciones, que ocupaban una extensión de 3.800 metros cuadrados. La compañía ha construido 3.700 nuevos metros cuadrados, en los que se incluyen 1.400 metros dedicados a crianza; 800, a almacenamiento y depósitos de vinos; 800, a una planta de embotellado; y 700, a una nave auxiliar. Además, Bodegas Aragonesas ha incorporado un nuevo tren de embotellado, con capacidad para 6.000 botellas a la hora.

La compañía facturó cerca de seis millones de euros en 2002, de los que el 55% correspondió al mercado nacional y el 45%, a exportaciones. Bodegas Aragonesas, que comercializa el 70% de sus ventas en alimentación y el 30% restante en hostelería, cuenta con una capacidad de producción de cuatro millones de botellas, que se podría incrementar hasta ocho millones de botellas con las nuevas instalaciones. Por otro lado, las marcas Coto de Hayas, Don Ramón, Mosén Vleto y Viña Tito concentran el 80% de sus ventas.