Bodegas Príncipe de Viana, propiedad de Caja Rural de Navarra, tiene previsto destinar una inversión de 12 millones de euros (2.000 millones de pesetas) en la construcción de una nueva bodega, que ubicará en la localidad foral de Viana.

Las nuevas instalaciones, cuya entrada en funcionamiento está previsto para el tercer trimestre de 2002, tendrán una capacidad de elaboración de 2,5 millones de kilos de uvas anuales y se especializarán en crianzas y reservas.

La firma navarra obtuvo una facturación en el pasado ejercicio de 3.500 millones de pesetas.