Bodega San Gregorio, perteneciente a la D.O. Catalayud, está culminando las obras de ampliación de sus instalaciones que inició el pasado año, con una inversión 75 millones de pesetas. La firma bodeguera ha construido una nueva nave para embotellado de 800 metros cuadrados y ha renovado su maquinaria y medios técnicos para la elaboración de vinos de calidad. Además, dentro del plan de reestructuración que se está llevando a cabo en el sector vitícola aragonés, Bodegas San Gregorio será la cooperativa de la D.O. Catalayud que más hectáreas de nuevo cultivo ponga en marcha.