Borges International Group (BIG) cierra su ejercicio fiscal a mayo de 2019 obteniendo 20 millones de euros de beneficio neto, superando en un 33% el del año anterior. La facturación ha alcanzado la cifra de 690 millones de euros, un 15,8% inferior al ejercicio precedente, "como consecuencia de su estrategia de concentración en negocios de mayor valor añadido, así como la reducción de los precios de las principales materias primas que comercializa el grupo, como son el aceite de oliva, las nueces y las almendras", según señalan desde la empresa.

Las ventas en mercados internacionales representan un 72% del total de su cifra de ingresos, un incremento de 4,5 puntos respecto al ejercicio anterior

Las ventas en mercados internacionales representan un 72% del total de su cifra de ingresos, incrementando en 4,5 puntos porcentuales su peso respecto al ejercicio anterior. El elevado porcentaje de venta en el exterior se deriva de la comercialización de sus productos en 116 países a través de sus oficinas y filiales comerciales en España, Estados Unidos, Francia, Italia, Rusia, Brasil, India, China, Singapur y Túnez.

Por productos, Borges ha comercializado un total de 331 mil toneladas, de las que en valor destacan los aceites de oliva con un 47% del total de las ventas, seguidos de los frutos secos con un 26% y los aceites de semillas con un 14%, completan el 13% restante las aceitunas, vinagres, pasta de trigo duro, salsas, encurtidos, bebidas de frutos secos y subproductos (harinas de semillas y cáscara de almendra).

Borges International Group, con más de 124 años de historia, suma 1.133 empleados en el mundo, habiendo generado 113 nuevos puestos de trabajo en los cuatro últimos años. Opera en once plantas industriales en cinco países y quince oficinas comerciales en diez países.

"Comprometidos con la naturaleza"

En el pasado mes de septiembre Borges inauguró la nueva planta extractora de aceite de semillas y las instalaciones asociadas a la actividad, a las que se han destinado más de 10 millones de euros. La nueva extractora ha permitido incrementar la capacidad productiva de la planta hasta un 30%, con un ahorro de costes y mejorando el rendimiento del proceso de extracción con el incremento de la ratio de aceite obtenido en la extracción del aceite de semillas, mejorando la seguridad en todo el proceso y la calidad de las condiciones de trabajo de los operarios.

Este avance permitirá reducir el impacto medioambiental a través de la disminución de emisiones de COV (compuestos orgánicos volátiles), así como el consumo de vapor, electricidad y agua, recursos necesarios para la extracción del aceite, contribuyendo a la sostenibilidad de las actividades.

En el marco de su campaña “Comprometidos por Naturaleza” a finales de 2019 ha lanzado al mercado su primera botella de 1 litro Borges fabricada con un 25% de plástico reciclado, al mismo tiempo que ha reducido el gramaje de los envases en un 20%. La incorporación de ambas medidas permitirá reducir anualmente 143 toneladas de plástico, lo que equivale al consumo de 29 millones de bolsas de plástico.

Desde enero de 2020 el 94% de la energía eléctrica de los centros productivos que tiene Borges en todo el mundo proviene de fuentes renovables

Desde enero de 2020 el 94% de la energía eléctrica de los centros productivos que tiene Borges en todo el mundo proviene de fuentes renovables. Con esta transición hacia el consumo de energía verde Borges contribuye a reducir las emisiones de CO2 procedentes de la electricidad que consume su actividad y se traducirá en un ahorro de emisiones a la atmósfera de 8.820 toneladas de CO2.

Las instalaciones de su filial Capricho Andaluz, S.L., han obtenido el Certificado Ecosense en la fabricación de cápsulas de tarrinas monodosis con material un 90% reciclado y 100% reciclable, garantizando así la economía circular. Con esta iniciativa Borges ha sido la primera empresa envasadora de aceite en obtener el certificado Ecosense.

Agricultura sostenible

El proyecto agrícola, liderado por su filial de frutos secos Borges Agricultural & Industrial Nuts (Bain), supera las expectativas adelantando el inicio de entrada en producción de las nuevas plantaciones de almendros, en las que ha obtenido cosechas superiores a las previstas.

Bain gestiona un total de 2.519,5 hectáreas situadas en California, Portugal y España, las cuales incluyen 144 hectáreas del Proyecto Pistacho Bain fruto de la cooperación vertical con productores, ofreciendo una alternativa para la mejora de la renta agraria, proyecto que en 2022 se prevé alcanzará 350 ha, con más de 50 productores adheridos procedentes de las provincias de Huesca, Lleida y Tarragona.