AMDPress.- La empresa española de alimentación Borges ha cerrado la compra de la aceitera rusa ITLV (Industrial Tecnológica Laintex Veterani), reforzando así su presencia en éste y otros países de la zona. Con esta operación, Borges pretende cerrar el ejercicio 2003/04 con unas ventas de 475 millones de euros, un 10% más.

ITLV, que tiene oficinas en Barcelona y está formada por accionistas rusos y españoles, es una de las principales marcas del área en que opera, con unas ventas de 12 millones de unidades de consumo y una cifra de negocio de 9 millones de euros. La empresa rusa no tiene fábricas propias y está especializada en la adquisición de productos alimenticios (conservas vegetales y de pescado, fruta y café) y su comercialización en países como Rusia, Ucrania, Kazajstán y Uzbekistán.

En lo que respecta a Borges, la compañía cuenta desde 1997 con una fábrica en Rusia. Actualmente vende 100 millones de unidades de productos con marca propia entre aceite, frutos secos, aceitunas, vinagres, conservas vegetales y de pescado.