AMDPress.- La Comisión Europea ha propuesto un reglamento que renueve el existente sobre materiales de contacto con alimentos. El principal objetivo del Ejecutivo comunitario es permitir el uso de los llamados "empaquetados activos e inteligentes", que permiten dar información sobre el estado de los alimentos, así como ayudar a su conservación.

Los materiales de contacto con alimentos son aquellos que se encuentran en los productos alimenticios, tales como los envoltorios de plástico, las botellas de cristal, las cucharas de la sopa e, incluso, las máquinas de cafe, además de adhesivos y tintas.

La propuesta permitiría, de convertirse en reglamento una vez aprobada por el Parlamento Europeo y el Consejo, renovar la Directiva 89/109/EEC de diciembre de 1988 sobre materiales de contacto con los alimentos, que no permite la introducción en la Unión Europea de este tipo de materiales si pueden desencadenar reacciones químicas, incluso si estás resultan positivas para los productos que envuelven.