Aral Digital.- La mujer de 35 a 44 años es el prototipo de consumidor de café en casa, mientras que el del consumidor fuera de ella es hombre de entre 45 y 54, según el “Informe Café & Té: Hábitos de Consumo de Café en España”. Un 99% de los consumidores de café lo toma todos los días entre semana, mientras que los fines de semana el porcentaje es del 89%, un 10% menos.

Según se extrapola de este informe, un 63% de los españoles toma café fuera de casa por la mañana, mientras que un 38% señala hacerlo también después de comer y un 29% a media tarde. Estos datos muestran como el consumo del café en el hogar se debilita frente a su consumo fuera de él.

Además, por la mañana, el café más consumido es el “con leche” (44%), mientras que después de comer lo es el “solo” (35%). El café con leche (45%) vuelve a ser el número uno por la tarde. Por edades, los mayores aficionados al café tienen entre 35 y 64 años. A partir de los 65 años, el consumo de café disminuye.

Por sexos, no hay diferencia a nivel general, puesto que el porcentaje de hombres y mujeres que asegura tomar al menos una taza de café al día es del 63% en ambos casos.

Los consumidores más habituales de café en España toman un promedio de 3,6 cafés diarios entre semana. Los fines de semana la media baja a 2,7 tazas al día. En total en España se consumen semanalmente más de 535 millones de cafés.

Por zonas, los más aficionados al café son los residentes en la ciudad de Barcelona y su área metropolitana. El 76% señala que toma al menos una taza diaria. El número de madrileños aficionados al café es sensiblemente menor, ya que este porcentaje desciende al 61%.

Tomar café se ha convertido en España en un acto social, ya que el 78% de los consumidores declara que suele hacerlo con amigos, familiares y/o compañeros de trabajo. Los motivos principales por los que los españoles toman café habitualmente son porque les gusta (67%), por costumbre (17%) y para mantenerse despiertos (11%).