Caladero ha alcanzado en 2014 una facturación de 150 millones de euros, cifra que representa un incremento del 10% respecto a los 136 millones de euros del ejercicio precedente. Al cierre del año, la compañía incrementó sus ventas en volumen un 9%, hasta los 19 Millones de Kg de pescado, un total de 40 millones de bandejas de producto en las 1.521 tiendas de Mercadona.

El impulso de ventas logrado ha sido posible gracias a la constante adaptación a las necesidades del cliente, ofreciendo cada vez más un producto que aporta un mayor valor añadido como salmón sin espinas o mejillón limpio vivo. Hoy, Caladero ofrece productos frescos "tradicionales" (limpios, sin espinas y fileteados), productos más elaborados (horneables, microondables…) y de consumo directo (langostinos, salpicón de marisco), transportados desde su origen hasta las plantas de producción manteniendo las conexiones vía aérea (Aeropuerto de Zaragoza) y terrestre.

Con todo ello, Caladero ha alcanzado al cierre de 2014 un beneficio después de impuestos de 0,74 millones de euros, frente a los 0,51 de 2013, generando a su vez nuevo empleo con la incorporación en este año 2014 de 28 nuevos trabajadores, contando en la actualidad con 430 trabajadores siendo el 90% de los mismos indefinidos. 

Durante el año 2014, la compañía ha realizado inversiones por valor de 1 millón de euros, principalmente destinadas a I D i, mejora de procesos y productividad. Asimismo, ha seguido reforzando su política de eficiencia energética y de aprovechamiento de recursos naturales, con unas reducciones de consumo del 2% de electricidad frente a 2013.