Calidad Pascual ha inaugurado su nueva delegación comercial en Torrejón de Ardoz, situada en el Parque Logístico Casablanca, con el objetivo de afianzar su presencia en la Comunidad de Madrid.

Las nuevas instalaciones de Calidad Pascual son más modernas, eficientes y están dotadas de todas las características y mejoras necesarias para abordar los retos de crecimiento de la compañía. Según el presidente de Calidad Pascual, Tomás Pascual, "la nueva delegación de Torrejón nos permitirá mejorar nuestra posición de liderazgo en el mercado y reforzará nuestra ya amplia cobertura en la Comunidad de Madrid y contribuirá a alcanzar nuestros planes de crecimiento a nivel nacional".

La empresa de bebidas y alimentación consolida así su presencia en la Comunidad de Madrid, donde cuenta con más de 460 empleados, entre la nueva delegación de Torrejón de Ardoz y las oficinas centrales de la capital. La compañía facturó el año pasado en la Comunidad de Madrid más de 115 millones de euros. El mercado madrileño supone cerca del 18% del volumen del negocio de la compañía en España, convirtiéndose en el circuito más importante para Pascual.

Por su parte, Ángel Garrido, consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, ha señalado el papel que desempeñan para la región empresas como Calidad Pascual, "con una facturación anual de 690 millones de euros y un importante carácter innovador, apostando por la I D i en el desarrollo de su actividad". Asimismo, el consejero ha destacado "la contribución de la compañía en la lucha contra la contaminación, con iniciativas como el uso de vehículos que utilizan energías alternativas y que son los que sirven para comercializar y distribuir sus mercancías en la Comunidad de Madrid".

A su juicio, "estas prácticas confirman que la empresa comparte con el Gobierno regional los objetivos de su Estrategia de Calidad del Aire y Cambio Climático". Y ha añadido que "son esas actitudes, como el compromiso medioambiental que le caracteriza, las que marcan un cambio de tendencia y las que aseguran un modelo de desarrollo económico y medioambientalmente sostenible para la Comunidad de Madrid".