AMDPress.- El grupo Calvo ha consolidado los objetivos de crecimiento marcados para el pasado ejercicio, al incrementar su facturación un 7%, hasta los 241 millones de euros (40.099 millones de euros) y el beneficio bruto, que se ha situado en 6,21 millones de euros (1.033,25 millones de pesetas), en más del 200% respecto a 2000. Un ascenso que refleja principalmente la mejora sobre márgenes que ha obtenido el grupo en este último ejercicio, en el que el ebit (beneficio operativo) sobre ventas ha crecido cerca de siete puntos, hasta situarse en el 11,5%.

La empresa gallega, que se ha visto favorecida por la recuperación de los precios del atún y la estabilidad del euro frente al dólar, confía en que en el presente ejercicio la rentabilidad sigue aumentando, apoyada por últimas inversiones del grupo, entre las que destaca la reapertura el pasado año de la planta de semielaborados de Venezuela y la entrada en funcionamiento el próximo mes de octubre de las instalaciones de El Salvador. Éstas, las mayores para el procesado de atún de América Central, supondrán una inversión global de en torno a los 46 millones de euros (7.653,7 millones de pesetas).