El Grupo Campofrío ha demandado a San Miguel Corporation, su socio en Filipinas, ante la Cámara de Comercio de Londres, por incumplimiento del contrato que ambas sociedades firmaron en 1991 para la creación de una joint venture. Los términos de dicho acuerdo por el que se constituía la sociedad San Miguel Campocarne al 50%, establecía que ninguna de las dos empresas podía alcanzar un acuerdo con terceras firmas del sector que supusieran una competencia directa para la join venture. Por lo que Campofrío interpreta como una clara vulneración del acuerdo en vigor el hecho de que San Miguel Corporation haya llegado a un acuerdo con el grupo filipino Ayala para la adquisición de su filial Purefoods Corp., cuya principal actividad es la fabricación y comercialización de productos cárnicos.