AMDPress.- El Grupo Campofrío registró una facturación de 944,8 millones de euros en los nueve primeros meses de 2003 , un 8% menos que los 1.025,4 millones obtenidos en el mismo período del año pasado. Según la compañía, este descenso se debe “a cambios en el perímetro (cese actividad de frescos en Portugal y venta de la fábrica de Ostroleka en Polonia), así como la negativa evolución de los tipos de cambio del euro frente al rubo y al zloty”.

Pese a estos menores ingresos, el grupo ha alcanzado un beneficio consolidado antes de impuestos de 12,4 millones, un 125% más que los 5,6 de euros acumulados hasta el tercer trimestre de 2002. Según Campofrío, los volúmenes de venta y los márgenes se han visto favorecidos por “el positivo comportamiento de la actividad de elaborados cárnicos en España”, que ha compensado la debilidad de los resultados del área internacional. Además, la compañía ha resaltado “la evolución positiva de los precios de la materia prima (-6% en el precio medio del cerdo vivo), unida al éxito de los programas de innovación y a la excelente evolución de los nuevos productos”.

De esta manera, el EBITDA acumulado se ha situado en 69,5 millones de euros ( 5,7%), con especial mención para la actividad de elaborados procesados, cuyo resultado de explotación creció un 20%.

En 2002, el Grupo Campofrío obtuvo unas ventas netas de 1.426 millones de euros, un 5,69% menos que los 1.512 millones alcanzados en el ejercicio precedente. El resultado consolidado bruto se situó en 22,4 millones de euros, un 12,84% menos que los 25,7 millones de 2001.