Campofrío, junto otras empresas del grupo alimentario Sigma como Nobre, Aoste, Fiorucci, Imperial, CFG Deutschland y Stegeman, ha puesto en marcha la iniciativa “Food for Drivers” en España, Portugal, Italia, Francia, Bélgica, Alemania y Holanda, para ofrecer a los conductores alimentos y bebidas que contribuyan a una dieta equilibrada.

“Los transportistas son una pieza clave en asegurar que nuestros productos lleguen a los consumidores. Sabemos que están haciendo un gran esfuerzo por cumplir con su trabajo en medio de las dificultades del momento actual, incluyendo el cierre de la restauración y de los puntos de descanso en carretera. Hemos considerado fundamental ayudarles a mantener una dieta equilibrada y por ello los compañeros de logística han activado este proyecto en nuestros centros” explica Guillermo Sánchez, Global Inbound Logistics & COE Director de Campofrío.

Esta iniciativa se desarrolla en las comunidades de Castilla y León y Castilla-La Mancha, regiones donde se ubican las plantas de Campofrío y Campofrío Frescos. Es precisamente en las instalaciones de Burgos y en la de Torrijos (Toledo), donde se entregan los lotes de productos en zonas habilitadas especialmente para ello (puntos de control de acceso o zonas de expediciones), en bolsas precintadas y cumpliendo con las más estrictas medidas de seguridad.

Los lotes contienen una selección de productos de las principales marcas de Campofrío en España, Campofrío, Navidul o Revilla, incluyendo el jamón curado o la caña de lomo, el chorizo y el salchichón o distintos snacks cárnicos. Además, contiene alguna bebida y una pieza de fruta. Para asegurar que los alimentos se consuman frescos, el equipo de logística de las fábricas elabora los lotes cada mañana, en función al volumen de carga de camiones estimado para cada día.