ARAL Digital.- Campofrío España ha incorporado en su factoría de Ólvega (Soria) un sistema de generación de energía que procederá de una central térmica de combustión de biomasa. Para ello, ha firmado un acuerdo con Rebi, que será la encargada de instalar a lo largo del cuarto trimestre del año este nuevo sistema de energía renovable que sustituirá al actual de gasoil. Con ello, Campofrío prevé eliminar casi en su totalidad la emisión de CO2 en su planta de Ólvega y lograr, gracias a ello, una reducción anual de emisiones de 660 toneladas de CO2. Además de la instalación de este nuevo sistema en los procesos productivos y de climatización de la planta de Ólvega, el acuerdo firmado con Rebi contempla el aprovechamiento de los residuos procedentes de limpiezas forestales de Castilla y León para fabricar la biomasa que necesitará esta fábrica, lo que contribuirá a disminuir los riesgos de incendio existentes en la región.

La instalación de este sistema de energía renovable se enmarca en el Plan Director para un Desarrollo Sostenible de Campofrío España para los años 2012-2016, entre cuyos objetivos destaca la optimización del impacto medioambiental de la empresa mediante una adecuada gestión de las emisiones y residuos de sus operaciones. A ello se añade el Plan de Eficiencia Energética que en 2009 decidió poner en marcha Campofrio Food Group en todas sus compañías interdependientes con el objetivo de alcanzar, en 2015, una reducción del 10% del consumo de tres recursos energéticos principales: la electricidad, los combustibles (gas y fuel) y el agua.