Aral Digital.- Grupo SOS, propietario de la marca de aceite de oliva Carbonell, impulsará de nuevo el proceso judicial contra la marca La Española, después de conocer la sentencia a su favor del Tribunal de Primera Instancia de las Comunidades Europeas (TUE), ubicado en Luxemburgo.

La institución europea reconoce que la etiqueta de La Española es “similar” a la de Carbonell y “supone un riesgo de confusión para el consumidor”. El Grupo SOS estima que un 90% de los consumidores confunde las dos botellas a primera vista y se equivoca de marca en el momento de efectuar la compra.

El presidente de SOS, Jesús Salazar Bello, interpreta la sentencia del Tribunal europeo como que “La Española no podrá volver a registrar su marca con la imagen actual” y asegura que “cuando la sentencia sea firme, dentro de dos años, vamos a solicitar la anulación de todos los registros de la marca La Española”. Además, exigirá a su competidor que modifique la etiqueta, de tal manera que no refleje los emblemas de Carbonell: la gitana sentada en un muro, cerca de un olivo, enmarcada por un fondo rojo y con el nombre de la marca debajo.

El litigio, que se alarga desde hace 25 años, afecta a cerca de noventa mercados donde ambas enseñas de aceite están presentes. Carbonell, que tiene un tercio del mercado español, calcula que el valor de su marca asciende a 198 millones de euros y la firma reporta un 15% de las ventas del Grupo SOS.