AMDPress.- La firma valenciana Cárnicas Serrano cerró el pasado ejercicio con un beneficio de 560.000 euros, lo que supone un incremento del 41% respecto al de 2000. La facturación también creció, un 14%, hasta los 27,8 millones de euros, y el cash flow un 8,4%, situándose en 1,28 millones de euros, respectivamente.

La compañía familiar, ubicada en el municipio valenciano de Paterna, asegura que este crecimiento registrado el pasado año se debe, en gran parte, al crecimiento de la demanda de productos loncheados, propiciada por los nuevos hábitos del consumidor, que cada vez se inclina más por dicho formato de libreservicio. En este sentido, la firma destinó una inversión de 300.000 euros en ampliar sus salas blancas en las que se elaboran los productos loncheados. Una inversión que se ampliará con 1,2 millones de euros que destinará la compañía en el presente ejercicio “a la mejora en la calidad de los procesos y a la automatización en las líneas de producción”.

La firma cárnica de la familia Serrano, que elaboró 8.380 toneladas de producto el año pasado, tiene previsto crecer en torno al 7% en 2002.