AMDPress.- Los servicios veterinarios de Departamento de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Generalitat de Cataluña (DARP) han prohibido la entrada de cerdos procedentes de la demarcación de Barcelona a los mataderos de la comarca de Osona, de acuerdo con la opinión emitida esta semana por el Comité Veterinario Permanente de la Unión Europea.

En este sentido el CVP, que ha prorrogado hasta el 31 de enero de 2002 el veto a las exportaciones catalanas de porcino vivo, ha transmitido la necesidad de evitar los movimientos de ganado a los mataderos situados en el radio de tres kilómetros de protección establecido en torno a los focos detectados de peste porcina de la comarca de Osona. Según ha declarado el DARP, “dichos establecimientos habían mantenido su actividad de forma excepcional hasta que el organismo comunitario manifestara una opinión al respecto”.