Aral Digital.- El sector cervecero europeo promueve en torno a 2,6 millones de puestos de trabajo, contribuyendo con más de 50.000 millones de euros a la economía europea. Cinco de las siete mayores compañías cerveceras del mundo están en Europa, señal de la competitividad y vitalidad de la industria. Con estas cifras, Cerveceros de Europa conmemora su 50 aniversario con José Manuel Durão Barroso, presidente de la Comisión Europea.

Durão Barroso ha alabado al sector cervecero europeo tanto por su buen papel dentro de la cultura y patrimonio, como por su contribución a la solidez económica y lo ha descrito como “una mezcla especial de tradición e innovación”, durante la visita que una representación de The Brewers of Europe (Cerveceros de Europa) ha realizado. Barroso destacó la contribución de los cerveceros a la Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo.

Como agradecimiento al Presidente Durão Barroso, Cerveceros de Europa le ha obsequiado su Libro de Oro que conmemora “50 años de servicio, 5.000 años de tradición”.

Alberto Da Ponte, presidente de Cerveceros de Europa, ha señalado “nos gustaría agradecer al presidente Durão Barroso por su apoyo. El sector cervecero europeo continuará apoyando la agenda de Lisboa y contribuyendo con el trabajo del Foro Alcohol y Salud de Europa. Debemos continuar trabajando de forma conjunta para ser responsables con los consumidores, para apoyar a las instituciones locales y respetar el medio ambiente, y para asegurar que la cerveza continua siendo embajadora de la cultura europea”.

Por su parte, España es el tercer productor de cerveza de la UE y noveno del mundo. El cervecero es uno de los sectores clave dentro del panorama agroalimentario español. En 2007, facturó 3.052 millones de euros, un 3,73% más que el año anterior. Su aportación de 5.100 millones de euros anuales a la economía nacional representa el 0,52% del PIB de nuestro país.

Como generador de puestos de trabajo, el sector español ocupa el cuarto puesto europeo con cerca de 8.000 empleos directos y 212.750 indirectos, lo que revierte en el impulso de la economía española en sectores tan importantes como los proveedores de bienes y servicios (15.960 puestos de trabajo, de los cuales 3.420 corresponden al sector agrícola), la hostelería (192.440) y la alimentación (4.350).