Campofrío Food Group (CFG) registró en el primer trimestre de 2014 un aumento del volumen de ventas del 2,1%, hasta alcanzar las 95.177 toneladas; y una facturación por ventas netas de 436,5 millones de euros, lo que representa un ligero descenso del 1,2% con respecto a la del mismo periodo del año anterior. Este comportamiento coincide con la evolución generalizada del consumo en los mercados donde CFG está presente.

La apuesta de CFG por la innovación en productos y formatos continuó su senda de buenos resultados. Las plataformas de crecimiento a través de las cuales la compañía está respondiendo al grueso de las nuevas demandas de consumo, crecieron conjuntamente un 9,7% hasta representar el 10% del total de la facturación del grupo.

En particular, cabe destacar el comportamiento de las plataformas de salud y tradición. La gama de salud experimenta un incremento del 18,6% en ventas, impulsadas especialmente por la gama "Cuída-t ", que se lanzó en España en 2013 y durante este primer trimestre en Italia.

La gama de tradición crece un 22,9%, lo que refrenda la solidez de los productos tradicionales de charcutería de las marcas de la compañía. La facturación a través de la gama de snacking creció un 2%. En la línea de productos asequibles, que integra, entre otros, los paquetes de loncheados a 1 euro, las ventas en España crecieron un 25,9%.

Por categorías de producto, destaca la consolidación del liderazgo en productos de ave, que anotó un incremento en ventas del 8,6%. Cabe destacar de forma particular, la evolución trimestral en España de las categorías de curados. Las ventas de embutidos curados crecieron un 9,4%, impulsadas por los nuevos lanzamientos en todas sus marcas, Campofrío, Navidul y Revilla. En jamón curado, el crecimiento fue del 9,7%, reforzado por la innovación; destaca Navidul, con un crecimiento del 13% en ventas de loncheados.

En el primer trimestre, el EBITDA alcanzó los 27,9 millones de euros, un 10% más respecto al mismo periodo de 2013, favorecido por el ligero descenso en los precios de la materia prima y los esfuerzos de la compañía en reducción de costes. En concreto, la partida de otros gastos operativos disminuyó cerca de un 2%, gracias a las políticas de control y reducción de costes, y a los avances en el plan de eficiencia operativa.

El resultado neto del trimestre arrojó unas pérdidas de 4,5 millones de euros, impactado por la contribución de algunas participadas puestas en equivalencia (sociedades donde CFG no tiene control accionarial y en cuya gestión no interviene, que son integradas por puesta en equivalencia) CFG volvió a demostrar su capacidad de generación de liquidez, tras incrementar un 8% su flujo de caja operativo bruto, hasta alcanzar los 28,1 millones de euros.

A 31 de marzo de 2014, CFG mantiene una sólida posición financiera. Teniendo en cuenta que, en esta misma fecha, la compañía contaba con líneas de financiación disponibles de 240 millones de euros, la liquidez total al cierre del periodo se situó en 364 millones de euros.