AMDPress.- Chiquita Brands International, el mayor productor de plátanos del mundo, presentó ayer ante la Corte General de Cincinnati un Plan de Reorganización Preacordado para reducir su deuda al amparo de la protección que le proporciona el Capítulo 11 del Código de Quiebras de los Estados Unidos. Con esta operación, que implica la supervisión judicial de los compromisos que establezca con sus acreedores, la firma reducirá en más de 787 millones de euros (700 millones de dólares) su deuda e intereses acumulados y en 67,4 millones de euros (60 millones de dólares) el gasto anual por concepto de intereses futuros.

Chiquita arrastra dificultades financieras desde hace un año, como consecuencia de la guerra del banano entre Estados Unidos y Latinoamérica, y las medidas restrictivas adoptadas por la Unión Europea sobre las importaciones del producto en Europa. Según el presidente del grupo bananero, Steven G. Warshaw, “nuestro plan es emerger del Capítulo 11 durante el primer trimestre de 2002 con un balance sólido y un futuro prometedor. Además con la reciente resolución de la disputa EU-UE sobre la comercialización del banano, tendremos perspectivas aún más fuertes”.