Ingredientes y sabores tan españoles como el mojo verde, la salsa romesco o el vinagre de jerez son ya tendencia en auge a nivel global", lo afirma el informe 'Tendencias en Sabores 2017 McCormick y Ducros'. Un grupo de 40 profesionales, entre ellos chefs, expertos culinarios y científicos sensoriales, han identificado los sabores y tendencias para este año, aunque, aseguran, algunos llegan para quedarse.

Cinco tendencias y sabores

En pimer lugar se observan nuevos sabores a la hora del desayuno, como el arroz congee, propio de Oriente, que pasa de ser un tradicional plato salado, a una propuesta que conjuga mango, coco o un toque de aliño balsámico. Desde África llega una alternativa al habitual tazón de leche y cereales, Sorgo. Un grano integral sin gluten con sabor a frutos sectos y textura consistente. Una tercera propuesta es la salsa picante skhug, de Oriente Medio, incorporada en un guiso caliente de carne picada, garbanzos y verduras saladas.

La plancha es la protagonista de la segunda tendencia, junto a salsas intensas, aliños y glaseados. Aquí aparece la tradición española, con el mojo verde, el romesco o el vino y vinagre de jerez. También se apunta a la salsa mexicana adobo negro.

La tercera tendencia se centra en las yemas de huevo, como la shakshuka, un plato que conjuga huevos cocinados en una salsa de tomate infusionada con sabrosas especias de Oriente Medio. El caldo con huevo o la yema curada son otras de las propuestas para 2017.

Pimienta con dulce

La gastronomía en 2017 echa anclas en el Mediterráneo y la pasta evoluciona. Así el ash reshteh persa se fusiona con el minestrone italiano, el pez espada del Mediterráneo en salazón se combina con spätzle alemanes, o los manti turcos se unen con la salsa boloñesa italiana. También se habla de las bayas de agracejo, un fruto rojo seco, tanto para platos dulces como salados; además del baharat, un aderezo aromático indispensable para la cocina del Mediterráneo Oriental.

Binonimio contrapuesto en la quinta tendencia, la pimienta con dulce. El informe de McCormick y Ducros señala a la pimienta con sirope de dátiles, aunque también propone sirope de arroz integral, la melaza de sorgo, el sirope de yacón, el néctar de coco y el piloncillo. Otra combinación con la pimienta que aparece en el estudio.