El gigante norteamericano de bebidas Coca-Cola ha registrado un beneficio operativo de 1.040 millones de dólares (cerca de 185.000 millones de pesetas) en el último trimestre de 2000, lo que supone un ascenso del 36% respecto al mismo periodo del año anterior. Un ascenso, que se debe fundamentalmente a una significativa reducción en los costes de producción, lo que además ha ayudado a paliar el retroceso de las ventas, que tras sufrir una caída del 1% se han situado en los 4.900 millones de dólares (882.000 millones de pesetas). Sin embargo, el beneficio neto de todo el año 2000 se situó en 2.177 millones de dólares (cerca de 388.000 millones de pesetas), lo que supone una caída del 10,4% respecto a 1999.