AMDPress.- El beneficio neto consolidado de Coca-Cola para el tercer trimestre del ejercicio fue de 935 millones de dólares (743 millones de euros), lo que supone un descenso del 24% respecto al mismo periodo un año antes. El beneficio operativo neto de la compañía para este período fue de 5.662 millones de dólares (4.500 millones de euros), por los 5.671 millones de dólares (4.507 millones de euros) del tercer trimestre de 2003.

A pesar de esta reducción, atribuida a un débil comportamiento de los mercados norteamericano, alemán y del norte de Europa, la multinacional con sede en Atlanta incrementa su beneficio neto consolidado para el acumulado del año, de enero a septiembre de 2004, en un 6,6%, alcanzando los 3.646 millones de dólares (2.898 millones de dólares). El beneficio operativo neto se situó durante los nueve primeros meses del año en 4.351 millones de dólares (3.458 millones de euros), con un crecimiento del 5,1%.

De cara a la evolución futura de la multinacional, Coca-Cola alcanzó un acuerdo definitivo con la Comisión Europea por el conflicto que otras empresas de refrescos mantenían abierto desde hacía más de cinco años por un posible abuso de posición dominante.

A partir del 1 de enero de 2006 los acuerdos comerciales de Coca-Cola deberán ajustarse a los compromisos de este acuerdo con la UE, entre los que figuran la supresión de la cláusula de exclusividad, la imposibilidad de ofrecer descuentos a los clientes por cubrir determinados objetivos o mantener volúmenes de pedido o utilizar sus marcas más fuertes para vender otros productos.