El grupo Codorníu concluirá el próximo mes de julio la construcción de una bodega en Mendoza (Argentina), que supondrá una inversión global de 7,2 millones de euros (1.200 millones de pesetas).