AMDPress.- Tres establecimientos japoneses han comenzado a vender de modo experimental, durante cuatro semanas, verduras (coles y nabos) con un envase provisto de una etiqueta inteligente que permite “conocer el origen de los alimentos y los rastrea en su cadena de distribución”.

La iniciativa parte del consorcio T-Engine Forum, plataforma informática para el procesamiento de datos a alta velocidad y el desarrollo de chips y programas para aparatos digitales de uso doméstico. El sistema, denominado TRON, lleva un circuito integrado de 0,4 milímetros cuadrados y una antena transmisora a través de la cual se sigue el producto.

Cada vez que las verduras suman un nuevo paso dentro de la cadena de distribución se adjunta un chip y por medio de un escáner los consumidores pueden conocer todos los datos de la verdura. Este sistema está financiado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Forestales de Japón, y en él participan empresas como Fujitsu y Nec.