AMDPress.- Conservas Dani, empresa propiedad de la familia Sánchez Llibre, ultima la construcción de una nueva planta de conservas en Chile, en la que ha invertido 2,18 millones de euros y que a finales de año sustituirá a la que la compañía tiene en el país desde hace dos décadas, dedicada a las conservas de almejas, navajas y mejillones, entre otras.

Paralelamente, el grupo, que alcanzó unas ventas de 53,89 millones de euros en 2003, acaba de poner en marcha su planta de berberechos en Gales, que adquirió hace dos años por 1,5 millones de euros y que ha reformado completamente con una inversión de 1,2 millones en maquinaria, según aseguró el presidente del grupo, Daniel Sánchez Llibre.