Aral Digital.- Covirán ha inaugurado su primera planta fotovoltaica de una superficie de más de 2.500 metros cuadrados y situada sobre la nave de perecederos de la central de Atarfe. Las 528 placas solares instaladas en la planta producirán 160.000 kwh anuales. Cada Kwh generado con energía solar fotovoltaica evita la emisión a la atmósfera de 1 kg de CO2, si se compara con la generación de energía mediante carbón. La inversión de este proyecto ha alcanzado los 700.000 euros. Covirán estima que dentro de un plazo máximo de nueve años amortizará esta cantidad.

La puesta en marcha de la planta fotovoltaica corrió a cargo del presidente de Covirán, Antonio Robles, del director general, Luís Osuna, los delegados provinciales de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Cuenca, y de Economía, Antonio Argüelles y el teniente-alcalde de Atarfe, Tomás Ruíz.

“El próximo año inauguraremos proyectos similares en otras plataformas de Andalucía”, anunció Osuna. “Estamos volcados con el Medio Ambiente y vamos a seguir trabajando para que nuestra apuesta por la sostenibilidad sea decidida”, manifestó. Por su parte, Francisco Cuenca quiso resaltar la buena salud de Covirán “que se demuestra en proyectos como estos, con una excelente línea de trabajo que apuesta por la sostenibilidad”.

Además de las instalaciones fotovoltaicas en un mes escaso se pondrá en marcha la central termosolar de Andasol I que tiene una potencia de 50 MW con capacidad para generar energía para 27.000 hogares, lo que significa que en el plazo de un mes tendremos funcionando 128,5 MW de energía solar instalados capaces de generar energía para 51.000 hogares.

Actualmente Granada cuenta con 866 instalaciones fotovoltaicas conectadas a red. Estos sistemas suponen que en la provincia se generan en la actualidad 78,8 MW de energía eléctrica que se distribuyen por la red y que suponen una energía capaz de distribuir electricidad a 24.000 hogares.