AMDPress.- Tras fracasar hace seis meses en la operación de toma de control de la firma Solán de Cabras, la cervecera catalana S.A. Damm ha cumplido con su objetivo estratégico de potenciar su expansión en el sector de aguas minerales naturales, mediante la adquisición del 50% de Gestión Fuente Liviana al Grupo Forlasa, que se mantendrá en el capital de la entidad envasadora de aguas minerales con el otro 50% restante. La operación, que incluye la toma de control de la gestión de Fuente Liviana por parte de la cervecera, se ha llevado a cabo mediante una ampliación de capital de 28 millones de euros (4.658 millones de pesetas), suscrita por Corporación Económica Damm, sociedad filial al 99,98% de S.A. Damm.

La cervecera catalana Damm se introdujo en el negocio de aguas minerales en 1999, con la compra de una participación del 40% en Aguas de San Martí de Veri, una entidad que en la actualidad controla mayoritariamente y que dispone de una cuota de mercado del 1,5%. Participación a la que ahora se suma la de Fuente Liviana, cuarta empresa de aguas minerales naturales en España, con una producción en el año 2000 cercana a los 200 millones de litros y una facturación superior a los 28 millones de euros, que le confieren una cuota de mercado superior al 4%.