AMDPress.- Danone ha cambiado la denominación de su marca Bio, que a partir del 1 de enero de 2006 pasará a llamarse Activia. Con este cambio, Danone pretende adaptarse a la nueva normativa de la UE, que entrará en vigor a principios de julio de 2006, por la cual el término “bio” sólo se podrá aplicar a los alimentos que proceden de la agricultura ecológica.

Según Javier Simón, director de Marketing de Danone, la cifra destinada por la compañía a este cambio de denominación se sitúa entre los siete y los nueve millones de euros. “Es la mayor inversión que Danone ha realizado en un cambio de marca hasta ahora”, asegura Simón, que opina que el principal objetivo de esta iniciativa es reforzar la credibilidad de la marca.

Por su parte, según Jérôme Boesch, director general de Danone, el cambio se ha realizado por tres motivos: por distinguirse frente a la creciente oferta de productos que incorporan el término “bio”, por tratarse de un término más descriptivo (el principal beneficio del producto es la activación de la flora intestinal), y porque Activia es el nombre internacional utilizado por la compañía en 30 países del mundo. De hecho, actualmente sólo España y Francia comercializan esta gama de productos bajo la denominación Bio, y ambos tendrán que dejar de hacerlo antes del próximo mes de julio.

Para garantizar que los consumidores conozcan el cambio de nombre, Danone llevará a cabo entre enero y mayo una campaña masiva de publicidad y, durante dicho período, los envases de la gama llevarán la doble marca Bio/Activia. A partir de junio, los productos recogerán sólo la nueva denominación.

Esta operación se enmarca en la estrategia llevada a cabo por Danone en los útimos años, en los que ha realizado otros cambios de nombre de algunas de sus marcas más conocidas, como Pettit Suisse por Danonino, Natillas Danone por Danet, o Desnatados Danone por Vitalínea.

Danone lanzó en 1988 la marca Bio, ahora denominada Activia, siendo pionera en la introducción de bífidus e ingredientes funcionales para la flora intestinal. Se trata de leche fermentada que, además de contener los dos fermentos de todo yogur fresco, aporta un fermento activo y probiótico denominado “Bífidus Activo” y desarrollado en exclusiva por Danone. La gama Activia conserva los ingredientes y las mismas 24 variedades con que contaba Bio hasta ahora, agrupadas en varias gamas (Natural, Frutas, Fibras, 0% M.G., Soja, Herbal y Líquido).