AMDPress.- El grupo alimentario francés Danone ha comunicado unos beneficios netos de 1.283 millones de euros en 2002, frente a los 132 millones en 2001. De igual forma, la firma alcanzó unas ventas netas de 13.555 millones de euros, lo que supone una caída del 6,3% frente a los 14.470 millones de 2001. Según la multinacional, este descenso se debe al impacto negativo de las tasas de cambio, sin las que las ventas serían un 6% mayores a las de año anterior.

Según los responsables de Danone, la consecución de estos resultados ha sido posible gracias a los beneficios obtenidos en el segundo semestre del año. En especial han sido determinantes el crecimiento del 9,4% de productos frescos y en especial el 36% más de ventas anuales de Actimel, así como las ganancias procedentes de la venta de activos en otros negocios como los quesos o la cerveza.

El margen operacional continuó su progresión en el pasado año, situándose en el 11,7% del resultado neto, lo que significa una subida de 61 puntos de base con respecto a 2001. Asimismo, la empresa espera que para 2003 se confirmen sus objetivos de un crecimiento orgánico de su volumen de negocios "de entre el 5 al 7 por ciento" y una "progresión del margen operacional de 20 a 40 puntos de base".