Aral Digital.- Kraft Foods ha adquirido al grupo Danone su negocio de galletas y cereales , incluyendo las marcas Lu, Tuc, Prince, Petit Déjeuner, Cracotte, Ourson, Mikado y Pepito, por valor de 5.300 millones de euros, tras la aprobación del consejo de administración de la compañía francesa de agroalimentación. El acuerdo de negociación exclusiva entre los dos grupos fue firmado el pasado 3 de julio, del que Aral Digital se hizo eco (Boletín 1668).

La “obtención de las autorizaciones requeridas en materia reglamentaria en los diferentes países involucrados, incluida la Comisión Europea (CE)” es todavía una de las condiciones a las que está sujeta la venta, ya que Bruselas fijó el 9 de noviembre como plazo límite para tomar una decisión y las dos compañías se habían fijado como objetivo cerrar la operación antes de finalizar el año.

La división de galletas y productos con cereales de Danone factura alrededor de 2.000 millones de euros en unos 20 países. De la venta han quedado excluidas las participaciones de Danone en Sudamérica (a través de Bagley) y en India (con Britannia). En las diferentes empresas en este sector, Danone cuenta con 15.000 empleados repartidos por todo el mundo.

Por otra parte, Kraft Foods se ha comprometido a no cerrar ninguna de las fábricas adquiridas, al menos en Francia, en los tres próximos años. La sede social de Danone continuará en Francia y también permanecerá en su puesto el actual equipo directivo.

El presidente de Danone, Franck Riboud, ha asegurado que la venta de su filial era una “operación estratégica” y que la pérdida de los 2.000 millones de euros de facturación de esa división quedaría compensada por “dos años de crecimiento” en la división de lácteos y en la de agua embotellada, en la que Danone es el número 2 mundial tras la suiza Nestlé.