Aral Digital.- "Grupo Leche Pascual es una compañía que está haciendo sus deberes en costes y optimizaciones, por lo que actualmente se encuentra en disposición de comprar aquello que sea relevante en España y fuera del país", afirma Javier de la Gándara, director general comercial y de Marketing de la compañía y premio Dirigente del Año de Dirección Comercial.

De la Gándara destaca especialmente "el tremendo cambio que ha tenido la empresa en su actitud empresarial", como bien demuestra la adquisición del café Mocay el pasado año y el hecho de quedar finalistas en la puja por Puleva. "Estamos dispuestos a cualquier tipo de crecimiento inorgánico siempre que la operación tenga sentido desde el punto de vista de desarrollo de negocio", se enorgullece el directivo.

Preguntado De la Gándara por la información que apareció en prensa hace unos días relativa a la posibilidad de la adquisición de Cacaolat, es contundente: "Hace tres años nos planteamos comprar Cacaolat, pero hoy por hoy es muy complejo porque no se sabe cuál es la situación real de la compañía".

Grupo Leche Pascual cerró el ejercicio 2010 con una facturación de 780 millones de euros, destacando especialmente el incremento del 4% registrado por el área de distribución moderna. "No obstante, lo más importante del pasado año -asevera Javier de la Gándara- fue la gran innovación desarrollada, tanto en volumen como en importancia". Además, en 2010 "empezamos a incorporar marcas de terceros, como el agua de Pedras Salgadas, la gama de salsas y condimentos Heinz y el portafolio de cereales y barritas de Kellogg’s, que implicó un cambio de cultura de nuestra compañía y con lo que pretendemos disponer de un portafolio más relevante, rentabilizar nuestra estructura de costes de reparto capilar y ser un referente en hostelería".

Finalmente, y tras el acuerdo firmado con Grupo Polar en Venezuela, Grupo Leche Pascual prosigue con su expansión internacional: "En Sudáfrica está bastante avanzada la comercialización de productos y cuando se alcance la suficiente masa crítica construiremos la instalación fabril para acceder a varios países del continente, porque la mitad de los yogures que vendemos en el extranjero se venden en África", asegura Javier de la Gándara. Respecto al continente asiático, "el proyecto de Filipinas va más lento y estamos en conversaciones con un socio en India que accede a un millón de puntos de venta semanalmente; espero que a finales de año haya cuajado una de las dos opciones asiáticas".

Javier de la Gándara recogerá su galardón mañana jueves, 5 de mayo, en un evento organizado por la revista ARAL. Junto a él, los premiados en la XVIII edición de los premios Dirigente del Año han sido: Bernard Meunier, director general de Nestlé España, en la categoría de Alimentación; Luis Carlos Lacorte, presidente de Henkel Ibérica, en la categoría de No Alimentación; y Juan Pascual, consejero delegado de Grupo El Árbol, en la categoría de Distribución.

Lea la entrevista completa en el número 1.586 de la revista ARAL.