AMDPress.- El Gobierno de Navarra ha aprobado un decreto foral por el que traslada a las empresas de alimentación (tanto de hostelería, carnicerías, hipermercados, etc.) la responsabilidad de formación de los manipuladores de alimentos, competencia que hasta la fecha recaía sobre las administraciones públicas (Departamento de Salud y ayuntamientos con competencias sanitarias).

Así, con el nuevo modelo, las actividades formativas dirigidas a la obtención de los carnés de manipulador de alimentos podrán ser impartidos bien por las propias empresas de alimentación, bien por entidades de formación creadas al efecto.

Deben ser, no obstante, autorizadas para este menester por la Dirección General de Salud, una vez registradas como tales en el Instituto de Salud Pública y tras presentar la documentación oportuna.