Aral Digital.- "Las últimas tendencias de consumo apuntan a formatos más pequeños y a los segmentos 'sin azúcar', que se podría entender que son las claves de éxito futuro para el mercado de helados", según sostiene Agustín Delicado, director de Compras de Consum. Según datos facilitados por la consultora IRI a ARAL, este mercado ha registrado durante los últimos doce meses un incremento del 6,9% en el valor de sus ventas.

A pesar de las favorables cifras de ventas, este mercado se enfrenta a importantes retos en el futuro inmediato, principalmente el fomento de la desestacionalización en el consumo y que las tasas de consumo per cápita se acerquen a las de países como Suiza, Suecia o Reino Unido, que rozan la ingesta de 14 litros por individuo al año; en España, esta tasa queda establecida en 6,7 litros.

"Desde que el helado se implantó en el canal alimentario, su consumo ha crecido exponencialmente, contribuyendo a ello especialmente dos factores: la mejor accesibilidad para su compra y la ventaja competitiva que supone la MDD", asevera Delicado.

Desde la perspectiva de los fabricantes, desde la Asociación Española de Fabricantes de Helados (AEFH) se sostiene que esta industria se caracteriza por "su gran capacidad innovadora, ya que cada año ofrece una amplia y variada carta de productos con muchas novedades".

"El modelo de compra de los helados está pasando de ser impulsivo a convertise en algo reflexivo, cobrando mayor importancia la marca y el precio", afirman desde el departamento de Marketing de Royne. Ante ello, Patricia Fraile (Casty) adelanta que el éxito de su compañía estriba en lanzar al mercado "no sólo nuevos productos, sino también nuevos conceptos dentro de la categoría".