Deoleo ha registrado, en los nueve primeros meses del año, un beneficio neto de 9,1 millones de euros frente a las pérdidas de 1,2 millones del mismo periodo de 2012, según ha dado a conocer la empresa. El EBITDA de este periodo alcanzó los 50,1 millones de euros, un 19,7% por debajo de la cifra de septiembre de 2012, todavía lastrado por el mal comienzo de año debido a los elevados precios del aceite en origen y la ralentización del consumo en España e Italia, fundamentalmente. Sin embargo, los resultados del tercer trimestre del año muestran una recuperación de las ventas y la rentabilidad en todos los mercados een los que opera Deoleo. Así el margen de EBITDA/ventas del trimestre subió hasta el 11% y, en el conjunto del año, se sitúa en el 8,53%.

La facturación en los nueve primeros meses del año fue de 587,2 millones de euros, todavía un 6,3% por debajo de la del mismo periodo de 2012, pero la rentabilidad aumentó por la mejora en el precio unitario de venta. Además, en el tercer trimestre las ventas se incrementaron con respecto al año anterior, con especial incidencia en España e Italia, donde la caída del consumo se está corrigiendo. Por otra parte, la rentabilidad de las ventas de España e Italia, que representan el 60% de la facturación del grupo, aumentó en el tercer trimestre gracias a la subida del margen unitario por producto.

La compañia señala que también en otros mercados internacionales se han incrementado las ventas y la rentabilidad a medida que han ido asimilando la subida de precios que se aplicó a comienzos de año. A la mejora de la rentabilidad han contribuido las medidas de eficiencia puestas en marcha en el grupo así como los ajustes de estructura, el último de ellos en Italia y que ha afectado a 45 personas, con lo que la cifra total de empleados de Deoleo a fecha actual es de 690. Respecto a la deuda financiera neta, desde el comienzo del año ha bajado en otros 97 millones de euros, hasta los 527 millones, esto es, un 16%, y ello se ha logrado con flujos de caja ordinarios y gracias a una mejora en la gestión del circulante. Así, al cierre del trimestre la posición de caja de Deoleo era de 168 millones de euros. 

Por lo tanto, a septiembre de 2013 el grupo está cumpliendo con todos los convenants financieros. Los resultados del tercer trimestre ponen de manifiesto la recuperación del negocio después de un mal inicio de año, lo que le permitirá estar más cerca de los objetivos de cierre del ejercicio. Así, para 2013 la compañía estima una facturación en torno a los 822 millones de euros y un EBITDA de unos 82 millones, una cifra similar a la de 2012 y que refleja la recuperación de la rentabilidad. De hecho, el margen de EBITDA/ventas para 2013 volverá a los dos dígitos, en torno al 10%, por encima del registrado en los últimos ejercicios. Por último, se estima cerrar el año con una deuda financiera neta de 500 millones de euros y cumplir con todos los covenants financieros para 2013.