Aral Digital.- Diageo ha aumentado sus ventas netas un 6% en el primer trimestre de su ejercicio fiscal (concluido el 30 de septiembre), hasta totalizar 2.348 millones de euros. Asimismo, los activos netos de la compañía han ascendido hasta los 5.821 millones de euros, un 6,8% más en comparación con los 5.448 millones de euros del curso pasado, debido principalmente a los beneficios netos obtenidos en este periodo.

Pese a estos aumentos, la multinacional de bebidas espirituosas ha constatado una caída “notable” de las ventas en los mercados de España y Grecia. El consejero delegado, Paul Walsh, ha subrayado que el rendimiento registrado en este periodo está en consonancia con sus expectativas, tras experimentar un “buen crecimiento” del volumen de ventas, que permite a la compañía mantener sus previsiones de crecimiento del beneficio operativo para este año fiscal, que será superior al registrado en el ejercicio 2010.

Walsh ha señalado como claves del incremento en la facturación el potente y continuado comportamiento de su división Internacional, junto con una mejor actuación en Asia Pacífico. No obstante, ha destacó que, como esperaban, la compañía -propietaria de marcas como J&B, Baileys, Smirnoff y Guinness- ha hecho frente a un “entorno comercial desafiante” en Grecia y España, donde las ventas netas se han reducido “notablemente” en comparación con el primer trimestre del ejercicio anterior.

Respecto al resto de Europa, ha indicado que el entorno de consumo es “ligeramente más débil” del que existía hace un año, pese a que en el norte del continente, así como en Rusia, se ha registrad un buen incremento de las ventas netas. En América del Norte también ha aumentado el volumen de en los tres primeros meses del ejercicio fiscal.