AMDPress.- Diageo España, filial de la multinacional británica de bebidas espirituosas Diageo, obtuvo un beneficio operativo de 35 millones de euros en su ejercicio fiscal 2002-2003, que comenzó el 1 de julio de 2002 y concluyó el pasado 30 de junio, mientras que la facturación se situó en 927 millones de euros, según informó hoy la compañía, que por primera vez incorpora en sus cuentas los mercados de Andorra y Gibraltar, así como las marcas de ron Cacique y bourbon Four Roses, adquiridas el año pasado.

Por este motivo, Diageo España explicó que no puede ofrecer una comparación homogénea entre las cifras de este ejercicio y el precedente, en el que facturó 789,34 millones de euros y logró un beneficio operativo de 31,11 millones.

La compañía invirtió 121 millones de euros en publicidad y promoción de sus marcas en dicho ejercicio y comercializó más de 63 millones de litros de todos sus productos, lo que equivale a 7,52 millones de cajas de 8,4 litros (botellas de 0,70 litros) de sus marcas de bebidas espirituosas.

Según la compañía, las principales marcas de la filial española mantienen un comportamiento positivo y se sitúan entre las líderes de su mercado, destacando el ron Cacique con casi el 37% de cuota y un crecimiento del 31%. Por otra parte, el whisky escocés J&B consigue un 26,4% de cuota, mientras que en el segmento de cremas sigue como líder la marca Baileys con más del 64% del mercado.

Por otra parte, el vodka Smirnoff y el tequila José Cuervo copan algo más del 35% y el 31% de sus segmentos, respectivemente, mientras que en la categoría de whisky premium, en la que se incluyen maltas y reservas, destaca el liderazgo de Cardhu Pure Malt, con casi el 34% de la cuota, y el bourbon Four Roses consigue el 43,6% del total del mercado.

Por último, la multinacional Diageo, empresa matriz, registró en el mismo periodo fiscal una facturación de 14.300 millones de euros y un beneficio operativo de 3.074 millones de euros. En términos orgánicos, es decir, eliminando los efectos de la venta de Burger King y Pillsbury, el negocio que se centra exclusivamente en la comercialización de bebidas espirituosas creció un 3% en facturación, un 5% en inversión en marketing y un 7% en beneficio operativo.