Aral Digital.- Diageo ha obtenido una cifra de negocio neta de 6.266 millones de euros en los seis primeros meses de su ejercicio fiscal, lo que supone un 2,1% más que en el mismo periodo del año anterior; mientras que los volúmenes han aumentado un 2,8%.

En concreto, las ventas del grupo propietario de marcas como Johnnie Walker, Guinness o Smirnoff han aumentado un 3% en Norteamérica y un 7% en Asia Pacífico, mientras que han bajado un 3% en Europa y han crecido un 13% en otros mercados internacionales. De hecho, la facturación de Diageo ha retrocedido un 12% en Irlanda y un 19% en la Península Ibérica, mientras ha bajado un 42% en Grecia. Por contra, las ventas de la multinacional se han elevado un 1% en Reino Unido y un 36% en Rusia.

Del mismo modo, el fabricante británico de licores y bebidas espirituosas ha registrado un beneficio atribuido de 1.406 millones de euros en este primer semestre fiscal, que representa un incremento del 17,5% respecto al ejercicio precedente, pese a las dificultades experimentadas en los mercados de la Península Ibérica, Grecia e Irlanda debido a la debilidad de sus economías.

“A pesar de la debilidad económica en gran parte de Europa, los resultados de nuestro primer semestre me dan mayor confianza en que mejoraremos respecto a 2010 el beneficio operativo en términos orgánicos”, ha remarcado Paul Walsh, consejero delegado de Diageo.