ARAL Digital.- Domecq Bodegas celebró en Logroño su primera Convención de Empresa bajo el lema “Orgullosos de nuestras marcas”, una jornada en la que han participado los más de 400 empleados de la compañía y directivos del Grupo Pernod Ricard. El presidente y director general de Domecq Bodegas, Christian Barré, anunció durante la convención los buenos resultados con los que ha cerrado la compañía el último ejercicio, liderada por el buen desempeño de las dos marcas estratégicas de su portafolio, Campo Viejo y Azpilicueta, además del champagne Perrier-Jouët.

Campo Viejo, presente en más de 70 países, ha logrado en los últimos doce meses un “excelente crecimiento de dos dígitos” en los mercados internacionales, lo que “afianza su liderazgo como la marca número 1 de Rioja en el mundo”, ha destacado Barré. Azpilicueta ha experimentado también un sólido crecimiento en todos los canales de distribución, llegando a alcanzar una destacada presencia y consolidando su posición como uno de los primeros Rioja premium en Hostelería.

Domecq Bodegas es líder de los vinos españoles en valor a nivel mundial. El grupo cuenta con siete bodegas, repartidas en cinco denominaciones de origen de prestigio internacional (Rioja, Ribera del Duero, Rueda, Navarra y Rías Baixas), además de una división de vinos a granel en Valencia, y sus marcas se comercializan en más de 70 países. Además, es la compañía vinícola líder en la D.O.Ca. Rioja, con marcas como Campo Viejo, Azpilicueta, Alcorta, Ysios y Siglo. Domecq Bodegas es una filial del Grupo Pernod Ricard, colíder mundial de vinos y espirituosos y cuarto operador de vinos en el mundo; y desde 2010 está integrada en Premium Wine Brands, entidad especializada, dentro del Grupo Pernod Ricard, en la producción y distribución de vinos de calidad.