AMDPress.- Ebro Puleva ha facturado 1.253 millones de euros en el primer semestre de 2006, un 22,3% más que en el mismo periodo del año 2005. Este resultado es debido a la estrategia de diversificación materializada en la incorporación de Riviana y Panzani.

Por líneas de negocio, las ventas de la división azucarera han crecido un 7,7% hasta 346,5 millones, mientras que su Ebitda ha disminuido un 3,4% y se ha establecido en 46,7 millones, debido tanto al aumento de la competencia, como al descenso de precios y a la reforma de la OCM del azúcar.

Por otra parte, los resultados obtenidos por parte de Ebro Puleva también reflejan la compra de New World Pasta, que en un solo mes de actividad ha aportado 21 millones a la cifra de negocio de pasta. Además, las actividades de arroz le han reportado unas ventas de 334,5 millones de euros, lo que supone un descenso del 1,5% respecto al año anterior, por la volatilidad del precio de la materia prima.

En cuanto a la división láctea, ésta ha registrado una cifra de negocio de 254,4 millones de euros, un 3,8% menos, pese a la buena marcha de los nuevos productos para adolescentes y de la leche de continuación, y el resultado bruto de explotación ha aumentado un 6,4%, hasta 29,9 millones de euros.

Por otra parte, la inversión en publicidad del grupo ha subido un 79%, hasta los 34 millones de euros. Asimismo, la deuda neta de la compañía ha aumentado un 10% en el primer semestre y se ha fijado en 1.192 millones de euros, variación que se debe a la compra de Panzani por 639 millones realizada en 2005, y la de New World Pasta por aproximadamente 286,2 millones de euros en mayo de 2006.