AMDPress.- Ebro Puleva ha obtenido una facturación de 2.359,8 millones de euros en 2005, lo que supone un crecimiento del 27,9% respecto a 2004. Por su parte, el beneficio neto de la compañía se ha incrementado un 23%, hasta alcanzar los 155,6 millones de euros, según ha informado Ebro Puleva a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El grupo ha atribuido estos resultados a la incorporación de empresas como Riviana y Panzani y a la innovación y diversificación, tanto en negocios como en mercados.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (ebitda) de la compañía se situó en 295,1 millones de euros, lo que se traduce en un aumento del 17,1% sobre el ejercicio precedente, al tiempo que el resultado de explotación (ebit) creció un 11,6%, hasta 207,6 millones de euros. El grupo, que realizó una fuerte inversión financiera para la compra de Riviana y Panzani, redujo el pico máximo de endeudamiento en un 19%, hasta 930 millones al cierre del ejercicio, tras la gestión combinada entre desinversiones en activos y negocios no estratégicos e inmuebles y la generación operativa de la compañía.

Por áreas de negocio, las ventas y el ebitda del área azucarera disminuyeron un 11% y un 21,5%, respectivamente, por la inestabilidad del sector azucarero europeo, como consecuencia de la discusión de la reforma de la OCM del azúcar y los excesos de stock provenientes de los países del Este.

Por otro lado, en el segmento arrocero, pese a haber sido un ejercicio caracterizado por el elevado precio de la materia prima, la facturación se incrementó un 29,2% y el ebitda un 27%, mientras que la división láctea mostró también una evolución satisfactoria, con un aumento de las ventas del 4,2% y una mejora del ebitda del 16,1%.

Finalmente, en el negocio de pastas, Panzani ha conseguido reforzar sus cuotas de mercado en un entorno difícil, marcado por la debilidad del consumo y la deflación de los precios, registrando un ebitda de 44,4 millones de euros durante sus ocho primeros meses de contribución.