AMDPress.- Ebro Puleva ha construido en la localidad marroquí de Larache la mayor fábrica de producción de arroz del país. Este nuevo centro, que ha supuesto una inversión de 4,2 millones de euros (710 millones de pesetas), será el “punto estratégico de partida para -según la multinacional española, entrar en los mercados magrebí y subsajariano”.

La planta, la primera de estas características que se construye en Marruecos, ha sido desarrollado por Mundiriz, filial de Herba, la empresa arrocera de Ebro Puleva, y ocupa una superficie aproximada de 20.000 metros cuadrados. Su capacidad de producción es de 60 millones de kilos de arroz cáscara, con tres líneas de envasado (1 kilo, 5 kilos y graneles) .