El consumo de agua embotellada en vidrio ha aumentado un 5,5% durante 2005. Así, durante el pasado año se produjeron 106,9 millones de botellas destinadas a contener agua, lo que suponen un total de 5,6 millones de envases más que en el año anterior, según los datos aportados por Anfevi.

Esta tendencia alcista se mantiene desde hace varios años ya que, en el período comprendido entre 2000 y 2005, las ventas de agua en vidrio aumentaron un 23%. Este ritmo de crecimiento supera sensiblemente al de la media de la Unión Europea, ya que, según un estudio de la consultora Zenith International, el consumo de agua envasada en Europa, tanto en vidrio como en otros materiales, aumentó un 17% entre 2000 y 2004.

Casi el 70% de los españoles consume agua embotellada habitualmente, según se desprende de un reciente informe realizado por el Instituto Perfiles para Anfevi. Los españoles que más beben agua embotellada son los que viven en Comunidad Valenciana y Murcia, pues en ambas comunidades el 83,3% de los encuestados afirma que la consume de forma habitual. En el lado opuesto se encuentran Comunidad de Madrid y País Vasco, donde sólo el 40,6% y el 54%, respectivamente, asegura beber agua envasada a diario.

“El envase se ha convertido en herramienta fundamental del marketing, porque es un elemento de seducción para el consumidor”, afirma Juan Martín Cano, secretario general de Anfevi. En este sentido, Martín Cano añade: “El vidrio tiene a su disposición las últimas tecnologías para ofrecer a los productores de agua desde la botella más sencilla hasta la más singular, vanguardista o personalizada. El vidrio ofrece todas las posibilidades de formas, colores y diseños, lo que otorga a sus productos un valor añadido de calidad, presencia y exclusividad”, afirma el secretario general de Anfevi.